¡Se nos han ocurrido cinco locuras y queda asegurada la diversión!

Jueves, 12 Noviembre, 2015
 
Recién horneados salían la pasada tarde en el restaurante zoo los rollos de canela y así fué como decidí tomarme un respiro, “ rollitos que tengo que decir están riquísimos con o sin café de acompañamiento”: “A veces haca falta pararse para dejar de perder el tiempo”. Da mucho que pensar, ¿no?. Me paro entonces un momento, miro alrededor, reposo mi agitada vida y me asombro también del ritmo agitado de mis compañeros. Tiempo sin descanso en momentos exhaustos, con aroma de las vacaciones navideñas que se van acercando.
 
¿Por qué no podemos poner remedio a este acelerón sin freno?
 
Comienzan las Navidades, y con ello las carreras por conseguir el mejor de los regalos y el debate de que si es una fecha puramente comercial o una fecha muy sentimental con un gran significado.
 
Y yo me pregunto tras pensar y sentir en un lugar tan mágico como en el que trabajo, ¿ donde están los regalos que no son un mero objeto?, ¿donde están esos regalos que transmiten equilibrio físico, emocional y mental para llenar de vitalidad y satisfacción a nosotros mismos?, y es así como observando todas las experiencias que me ha ofrecido a mi este santuario de flora y fauna en todo este tiempo, nace en mi cabeza la idea de crear para todos ustedes, para ella, para el, para nosotros , para vosotros, para TODOS, regalos emocionantes y originales que sean mucho más que un objeto, que transmitan, que se puedan vivir y que nos quede siempre en el recuerdo.
 
Y es así como he dado vida a las llamadas “#EmocionesFelices”, cinco emociones diferentes para aquellas personas que buscan un regalo emotivo y cargado de pasión y adrenalina, para todo tipo de edades, emociones de aventura, emociones exóticas, emociones de sabana y emociones marinas, solo estarán a la venta hasta el 3 de Enero.
 
Deseamos que os gusten tanto como a nosotros, os presentamos nuestras “#EmocionesFelices” para que destaques estas Navidades con un regalo diferente y original.