Los entrenamientos médicos hacen mejorar a “Pepe”, nuestro babuino amarillo diabético

Viernes, 17 Noviembre, 2017

En Oasis Park Fuerteventura nos enfrentamos a un nuevo reto para garantizar el bienestar y conservación de uno de los 3.000 animales que habitan en nuestro parque. Se trata de “Pepe”, un ejemplar de babuino amarillo que lleva 26 años viviendo con nosotros y al que recientemente le diagnosticamos diabetes de tipo 2. Como el resto de nuestros primates, Pepe fue incautado por el SEPRONA en el año 1991 procedente del mercado negro y en unas condiciones lamentables.

El pasado mes de agosto, nuestro equipo de veterinarios del Departamento de Primates liderado por Belén Roca, en colaboración con el experto internacional en medicina zoológica Roberto Aguilar, descubrió en un chequeo general que el babuino de avanzada edad quintuplicaba los valores normales de glucosa en sangre para un animal de su especie. Esto se sumó a otras patologías que ya padecía, ocasionadas por las negativas condiciones de vida que tuvo en su pasado en cautividad, como una malformación de desarrollo consecuencia de la falta de movilidad y a la mala dieta sufrida antes de ser rescatado.

Desde el equipo de Oasis Park buscamos con urgencia una solución para el problema de la diabetes de Pepe.  Para ello diseñamos un entrenamiento médico específico para su manejo clínico que nos ha permitido medirle diariamente los niveles de glucosa y extraerle muestras de sangre semanales de ambos brazos de forma voluntaria, que posteriormente enviamos analizar a un laboratorio en Alemania. Los avances en los entrenamientos han permitido poder recoger muestras de orina semanales para completar las mediciones de los niveles de azúcar sin tener que pincharlo con tanta frecuencia y sin que el animal sufra ningún tipo de estrés.

Durante las primeras semanas, se le aplicó un tratamiento de hormonas que ha permitido rebajar considerablemente los parámetros de glucosa, y actualmente está siendo tratado con insulina. El equipo veterinario sigue investigando para realizar los ajustes necesarios para que Pepe tenga la mejor calidad de vida.

A día de hoy, el pronóstico de Pepe es favorable. Su dieta ha variado, reduciéndole la fruta y el pan, e incluyendo fibra, proteínas e hidratos de liberación lenta. Para el forrajeo o búsqueda de alimento en condiciones similares a cómo lo haría en su hábitat natural, Pepe toma galletas sin gluten y sin azúcar. Pero, sin duda, su parte favorita es el refuerzo positivo que obtiene en sus entrenamientos: batidos de vainilla para diabéticos, que le encantan mezclados con soja.

Haremos todo lo posible para que su evolución sea la mejor. ¡Esperamos daros más noticias positivas de Pepe muy pronto!