LÉMUR - Una singular especie en peligro de extinción por la destrucción de su hábitat

Miércoles, 2 Abril, 2014

El parque majorero de Oasis Park Fuerteventura ha acogido el nacimiento de la primera cría de Lémur de cola anillada (Lémur catta) que representa la tercera generación en cautividad del zoo.

El pequeño primate nacido en la madrugada del día 1 de Abril  pesando  150 gramos, y hasta el momento es imposible identificar su sexo ya que no se ha separado de su madre.

Oasis Park Fuerteventura cuenta con una población de lémures compuesta por 5 hembras y 4 machos de cola anillada y otros 4 machos pertenecientes a la especie lémur de collar. La llegada del nuevo integrante al grupo no ha traído consigo ningún problema con el resto de los componentes que viven en el recinto. De hecho, los machos colaboran en las tareas de aseo de la cría, con lametones insistentes por su cuerpo, esto supone una doble alegría para el parque ya que el nacimiento de esta especie tiene un gran valor a nivel de conservación al tratarse de una especie declarada por la Unesco en peligro de extinción.

Chileua, la progenitora del nuevo ejemplar, nació en el parque en 2012 representando a la segunda generación nacida en cautividad en el zoo, tras una gestación de 5 meses ha dado a luz a el representante de la tercera generación. Las hembras de esta especie de lémures pueden tener hasta 3 crías en cada parto, aunque en esta ocasión solo ha dado a luz a una.

Los lémures de cola anillada son los mas estudiados entre todas las especies de lémur, así como los mas reconocibles en cautividad. Actualmente solo existen unas pocas áreas en Madagascar protegidas donde poder verlos. Los escasos bosques habitados por lémures de cola anillada son talados fácilmente, de ahí que su hábitat este desapareciendo a un ritmo alarmante; más del 90% de las especies de lémur se encuentran en grave peligro. De hecho, las imágenes de los satélites sugieren que el hábitat de los lémures de cola anillada esta desapareciendo incluso a un nivel mayor que los hábitats de los bosques de otras partes de Madagascar. Multitud de zoológicos y organismos conservacionistas de todo el mundo participan en esta causa de distintas maneras y en Oasis Park se trabaja desde hace años junto a otros zoológicos en programas de conservación y reproducción donde bajo el cuidado de la especie aumentan los ejemplares para su conservación y así poder evitar la extinción, acercándolos al publico y concienciando a estos del grave peligro que corren, y qué mejor resultado que el nacimiento de una tercera generación.

“Los lémures desaparecerán en el lapso de una generación si no se hace nada al respecto. Es obligación de todos los parques y reservas educar a nuestros visitantes y concienciar sobre este gran problema para que entre todos luchemos con un mismo mensaje por el equilibrio de la flora y fauna del planeta” afirmo Guacimara Cabrera responsable de Educación y Conservación de Oasis Park Fuerteventura. La reciente cría ya se puede visitar realizando la interacción con lémures en la que los biólogos podrán mostrarles el túnel de Madagascar  y sus especies.