La familia de Jirafas ha crecido

Martes, 12 Mayo, 2015
 
¡Estamos de enhorabuena! Y es que Emolo, nuestra hembra de 8 años de jirafa (Giraffa camelopardalis), fue mamá la madrugada de ayer. ¡Y para nosotros es sin duda una alegría poder decir que todo está marchando sobre ruedas! 
 
Emolo nació en un zoo de Hungría con un problema congénito en su extremidad anterior derecha. Imaginad con el frio que hace allí lo difícil que resultaba para los veterinarios el tratamiento de esta lesión. Para la recuperación de lesiones del tipo de la que esta jirafa sufre, es necesario realizar ejercicio y determinados movimientos de las articulaciones, así como desgastar la pezuña al caminar. Pero las bajas temperaturas no animaban a Emolo para abandonar las instalaciones interiores, donde siempre permanecía para resguardarse del frío.
 
Desde Oasis Park Fuerteventura estábamos contactando con este centro para que nos trasladaran dos hembras de jirafa, y viendo la cantidad de problemas que tenían con Emolo, decidieron que lo mejor para ella era que también se trasladara a nuestras instalaciones junto con las otras dos. Las tres hermanas, que llevaban juntas desde pequeñas, encontraron en Oasis Park Fuerteventura su nuevo y definitivo hogar.
 
Aquí les ofrecemos un clima estupendo, igual al que tendrían en su hábitat natural, por lo que no tienen ningún problema para su adaptación. Y además, cuentan con unas instalaciones exteriores muy amplias, donde pueden caminar y ejercitarse en grupo.
 
Emolo nunca recibió ningún tipo de entrenamiento médico, lo cual habría facilitado el acceso a los veterinarios para limar sus pezuñas, que es lo que realmente necesita para estar bien. Una posibilidad sería cortar la pezuña directamente, pero el riesgo de que los ligamentos que sujetan la articulación se quiebren, es muy alto. Por otro lado, el equipo veterinario junto con especialistas en estos animales que nos han visitado, han evaluado los riesgos de la anestesia. La conclusión es que, existiendo altas posibilidades de una parada cardíaca o provocar una lesión medular, y teniendo en cuenta que tras la cirugía el problema no se solucionaría en su totalidad, queda completamente descartada la posibilidad de dormir a Emolo para operarla.
 
Por ese motivo, se ha optado por el entrenamiento de la jirafa. Un tratamiento a más largo plazo pero más seguro y efectivo. Este método facilitará a cuidadores y veterinarios arreglar la pezuña y mejorar a su posición normal la articulación dañada. El entrenamiento es lento, pero trabajando día a día con paciencia y cariño, conseguiremos que Emolo se recupere del todo.
 
Hace unos 9 meses nos percatamos de que estaba preñada, lo cual nos alegró mucho porque el echo de que estuviera receptiva al macho indicaba que su estado anímico era muy bueno. Pero por contra, su lesión empeoró preocupando mucho a los especialistas de Oasis Park Fuerteventura. El aumento de peso que conlleva un embarazo, dañó considerablemente la articulación y teníamos miedo de que el daño fuera irreversible.
 
Ante esta tesitura todo el equipo de Oasis Park Fuerteventura nos pusimos manos a la obra. En un tiempo record construimos una instalación contigua a la del resto de jirafas para separarla en caso de ponerse en riesgo su vida. Al mismo tiempo, las sesiones de entrenamiento se convirtieron en nuestra prioridad, y con refuerzo positivo y un target hemos conseguido poco a poco que se nos acerque y nos ofrezca su pezuña. El objetivo final es que nos permita limarlas y en su caso, colocarle unas botas ortopédicas similares a las que se utilizan para caballos.
 
Y en medio de todo nuestro esfuerzo y preocupación, Emolo nos ha dado una alegría. ¡Buscando la intimidad de la noche, trajo al mundo a este pequeño macho de jirafa, el cual todavía no tiene nombre! 
 
Los cuidadores, cuando se fueron a última hora de la tarde, ni sospechaban que cuando volvieran por la mañana se encontrarían con esta maravillosa sorpresa. ¡Emolo no dio ningún síntoma de parto! Cuando llegaron ayer por la mañana no podían creérselo, porque el pequeño ya estaba caminando y mamando como si llevara con nosotros toda la vida. 
 
Este campeón que ha pesado más de 40 kg y que se acerca a los 2 m de altura, es uno más de la familia y se pasa el día comiendo y durmiendo. Los veterinarios aseguran que cuando sea adulto, llegará a medir más de 6 m pesando más de una tonelada y media.
 
Os invitamos a que no os perdáis este espectáculo único que solo la naturaleza es capaz de ofrecernos. El pequeño y su valiente mamá, Emolo, os esperan en Oasis Park Fuerteventura.
 
¡Ayudadnos a ponerle nombre! ¿Os lo vais a perder?