¡Fue un GRAN BAUTIZO!

Sábado, 1 Agosto, 2015
 
Niara y Sharik, las crías de jirafas del zoo de Fuerteventura, han celebrado su bautizo con una fiesta sorpresa dirigida a todos los públicos.
 
La celebración coincidió con la visita de los pequeños aventureros de los campamentos de verano en el zoo, en el que pequeños y grandes rindieron homenaje a las dos últimas crías de jirafas nacidas el mes pasado. Los niños que visitaron el zoo participaron en la jornada elaborando una gran felicitación sorpresa en la sabana africana con algunos de los alimentos favoritos que ha empezado a incluir en su dieta como lactante.
 
En la entrada del parque una gran tarta de 8 pisos  ha sido la delicia de los visitantes, tampoco podía faltar el ritmo africano a toque de tambores por la prestigiosa batucada “Al son de Todos” y las creativas coreografías de los más pequeños de la academia de baile  Datana.
 
Pero el broche  de oro fue el gran pasacalles dirigido por los cuidadores del zoo y la gran tarta para las jirafas realizada por todos los visitantes, un largo camino de 300 metros en el que el ritmo, los bailes y los globos se quedaron pequeños ante la lluvia de colores en el cielo de los polvos holi, sin duda un gran espectáculo en el trabajadores y visitantes participaron con alegría para celebrar el milagro de la naturaleza a favor de la conservación.
 
También conocieron de primera mano los detalles más curiosos de su crecimiento. Aparecieron  las pequeñas junto a sus madres. Fue entonces cuando Niara y Sharik descubrieron la felicitación sorpresa que los niños le habían preparado con ayuda de sus cuidadores, una gran tarta de hielo y frutas, fue introducida en la instalación en un bonito coche decorado por todos los visitantes para la gran ocasión.
 
Tras cumplir un mes, las jóvenes crías se han transformado en unos jóvenes traviesos que han adquirido gran habilidad con su larga lengua como herramienta principal de juegos. Con ella se ayuda a imitar a su madre en la tarea de coger las ramas de acacia para llevárselas a la boca.
 
En su primer mes de vida, “Niara y Sharik han alcanzado 2 metros y 100 kilos, sus crecimientos  han sido progresivos  y  gracias a los excelentes cuidados de sus  madres  y de todo el equipo de Oasis Park Fuerteventura", han explicado sus veterinarios.