Éxito del entrenamiento veterinario con jirafas en Oasis Park Fuerteventura

Martes, 23 Febrero, 2016
 
Oasis Park Fuerteventura está lleno de historias conmovedoras, como la de Émolo, una de nuestras jirafas.
 
Émolo llegó a OPF en 2004 procedente de Hungría con una lesión de nacimiento en su extremidad delantera derecha, formando parte de un grupo familiar del que Oasis Park Fuertevetura no quiso separarla. Desde entonces Émolo ha disfrutado de una vida tranquila y sin complicaciones, habiendo traído al mundo a 4 tesoros: Yaiza, Rio, Dreamer y Elvis. Pero con el paso del tiempo la lesión de Émolo se ha ido agravando haciendo que su caminar sea mucho más lento.
 
Asesorado por profesionales de distintos países, nuestro equipo veterinario ha optado por un tratamiento a largo plazo mucho más seguro y eficaz para ella. Para que este tratamiento pueda ser llevado a cabo es necesario que previamente Émolo sea entrenada para aceptar que los veterinarios tengan acceso a su pata. Con el tiempo y ayudados por las pruebas que se le van a realizar, se podrá confeccionar una prótesis que permita mejorar su calidad de vida y disminuir las consecuencias de esta lesión.
 
Antes de empezar con el entrenamiento se habilitó una nueva instalación para ella y su última cría donde pudiera tener acceso a la comida y a la bebida de forma mucho más sencilla. Una vez aquí, nuestro compañero Miguel Ángel se puso manos a la obra iniciando el proceso de entrenamiento. 
 
El objetivo de Miguel Ángel es conseguir que Émolo permita que los veterinarios puedan acercarse a ella para hacerle radiografías, limarle las pezuñas o incluso extraerle sangre para analítica. El proceso de entrenamiento es largo y requiere paciencia pero día tras día se consiguen pequeños triunfos gracias al buen hacer de su entrenador y a la buena disposición de Émolo. Tras 6 meses de entrenamiento, Émolo ya toca el target* con su cabeza y con la extremidad afectada, lo que nos hace decir orgullosos que su entrenamiento está siendo un éxito. 
 
El siguiente paso marcado en el entrenamiento es la desensibilización al contacto; se empieza con un contacto muy suave y se va aumentando hasta lograr que Émolo tolere el contacto humano en su extremidad afectada. 
 
El entrenamiento de los animales es una parte esencial dentro de los programas de bienestar animal; además facilita el manejo diario necesario y permite trabajar en unas condiciones de seguridad adecuadas tanto para el animal como para el cuidador. Cualquier programa de entrenamiento es diseñado teniendo en cuenta no solo la especie animal sino también otros factores más individuales como son las experiencias pasadas o los gustos de cada animal. 
 
Os mantendremos informados de los progresos de Émolo y Miguel Ángel, que estamos seguros que serán muchos.
 
*Target: el target o diana es un punto de referencia que le presentamos al animal que nos ayuda a dirigir su conducta. Puede ser un elemento artificial como un stick con una bola en el extremo o simplemente nuestra propia mano.