Consejos para disfrutar con los peques de la cabalgata de reyes magos

Lunes, 5 Enero, 2015

En la reserva de dromedarios más grande de Europa cada año nos gusta recordar algunos consejos de seguridad para disfrutar la Cabalgata de Reyes, llevamos 27 años colaborando con nuestro servicio en múltiples cabalgatas y eso nos ha ayudado a tener en cuenta muchos detalles, siempre al terminar las cabalgatas tomamos aire y reflexionamos sobre lo que hemos visto, ojala pudiéramos transmitir las sensaciones de los cuidadores de los camellos que no paran de decirnos los nervios que han pasado en todo momento pensando que ocurriría algo, que si un niño se ha caído, que si una mama metió un coche delante del animal, que si un niño pegado a las patas cogiendo caramelos, a todo esto queremos ponerle un remedio para que poco a poco la gente tome mayor conciencia y podamos evitar una tragedia :

  • Elige un lugar amplio para disfrutar del desfile, sin agobios ni aglomeraciones, con el espacio suficiente para estar cómodos vosotros y los pequeños. Alejándose un poco de la zona de paso es posible obtener una panorámica mejor y será mucho más seguro.
  • No hay que encaramarse a elementos urbanos que puedan resultar inestables, como barandillas, muros, marquesinas, bancos, farolas…
  • Este consejo es para las mamas y papas con cochecitos de bebe, la peor de las ideas es poner el coche del bebe en primera fila de cabalgata y cuando pasas los camellos meterlo aún más en la vía cerca del animal, pensemos que si el animal se asusta o se mueve a un lado lo primero que pueda golpear será el cochecito.
  • Normalmente en muchas cabalgatas se usan las sillas para tres personas, es decir, en el camello hay capacidad para ir montadas tres personas, pero normalmente solo va una que es el rey, muchos papas toman a los niños en las manos y los elevan para que el rey les dé un beso o el niño le dé su carta, pero cuando hacen esto no se dan cuenta que los camellos no paran, y que detrás viene otro camello y le puede golpear con la silla en la cabeza y crear un grave accidente que puede llegar a ser mortal.
  • No pierdas de vista a tus hijos en ningún momento, un descuido de un segundo podría ser suficiente para que se perdiera entre la gente o corriera tras algún caramelo que este situado en la carretera por donde pasan los camellos.
  • Al paso de la comitiva hay que evitar que los niños se acerquen a los camellos para evitar tumulto alrededor y tropezones, caídas e incluso atropellos por los animales. A pesar de que las comitivas suelen ir acordonadas por personas que vigilan, puede haber descuidos y cualquier niño puede “colarse” y acabar bajo el animal.
  • En el caso de que las hubiera, nunca traspasar las vallas que nos separan del desfile, las vallas están por algo y sobre todo por nuestra seguridad.
  • No hay que lanzar caramelos ni ningún objeto a los camellos, ni a otros espectadores del desfile. Evita que lo hagan tus niños.
  • Cuidado con los bebés especialmente y el lanzamiento de caramelos, ya que son más vulnerables a esos pequeños proyectiles.
  • Ante todo resaltar que el camello es un animal noble, que necesita su espacio, los desfiles son muy bonitos cuando se respetan las distancias y la seguridad, pero debemos de entender que dar un mal ejemplo a los pequeños metiéndonos prácticamente bajo las patas de un animal no es el más seguro, se puede tener la ilusión y hacer que los pequeños disfruten de un gran momento respetando la seguridad y el bienestar de los animales. Recuerda, la seguridad de los niños en las Cabalgatas de Reyes es responsabilidad de todos, de modo que hagamos un esfuerzo porque esta tradición transcurra sin sobresaltos. Esperamos que estos consejos de seguridad os ayuden a disfrutar aún más la Cabalgata de Reyes.

¡Feliz Noche de Reyes!